viernes, 2 de enero de 2009

Con Ge en casa.
Situación: Cana al aire de un amigo (S) Vino a comer invitada por mi, junto con S. Yo: histeriqueadas vía web, alguna que otra conversación telefónica y una visita a su laburo muy light e histerica de ambos bandos.
Va pasando la noche y S se va. Ge se queda.
Lo pensé y lo pensé y la verdad es que no daba.
Seguimos tomando y fumando por horas, viendo en total oscuridad algún canal de estos que tienen juegos a la noche, que llamás o mandás un sms y entrás a jugar y podés llegar a ganarte como cien pesos.
Ge: Boludo... te lo tengo que decir. Ya no aguanto más esta situación.
Yo: cri...cri.
Ge: Posta. Me está matando. Te lo digo y ya.
Yo: cri.....cri.
Ge: Vengo mandando sms toda la semana. Me parece que gano porque contesté 8 bien.
Yo: No podés. Sos una hija de puta.
Ge: cri...cri.
Yo: Norma Aleandro.
Ge me mira con cara de «no te entiendo y eso que estoy fumada»
Yo: La respuesta a la novena es Norma Aleandro. Mandala.
Y así nos quedamos toda la noche viendo ese programa malísimo que la única razón de ser que tenía eran las tetas de Carla Conte.
Ge: Qué buenas tetas tiene esta guacha!! Me voy a poner así.
Yo: Dejate de joder boluda. Que si te ponés esas tetas no me aguanto y la pudro.
Silencio largo (pero cómodo).
Me abraza y me dice: Tenés razón. No me pongo nada.
Nunca pude tener amigas. Siempre terminé en la cama con ellas. Mi actual nunca fue mi amiga. A las otras, nunca más las vi.
Ella era muuuuuuyyyy divertida como amiga. Una de esas relaciones de las que no te podés cansar nunca. Hablabas por teléfono y podías estar una hora entretenido. No porque te contara mil cosas que no te importaban en lo más mínimo, sino porque conversaba. Porque había momentos en que participabas de lo que estaba haciendo mientras hablaba con vos. Pero era muy divertida. Seguro que vieron que hay algunos blogs que no podés dejar de leer. Te atrapa la manera de contar las historias más simples.
Bueno. Hablar con ella era así. Obviamente era varonera, pero tenia amigas mujeres. Pero era guasa si quería. Uno más.
Era como esas relaciones de comedia americana.
Por eso elegimos que mejor era no hacer nada con lo nuestro.
Hace más de un año que no se nada de ella.
La extraño.

2 Opinaciones:

Café (con tostadas) dijo...

sabelo, no hay mejor piropo que decirle a una mujer que te cae bien que es una varonera! ;)

El Opinador..to dijo...

Jajajja... se que si. Es una admirable cualidad en una mujer