miércoles, 10 de junio de 2009

Nunca me detuve a pensar en los pobres, en la gente que se mueren de hambre, o que son oprimidos.
Obviamente que siempre, cuando surgía el tema en alguna discusión, defendía los derechos de estos desprotegidos, pero -debo admitirlo- nunca me quitaron el sueño. Nunca me dolió su dolor.
Se que puede sonar egoísta o, porque no, un poco sorete, pero no lo estoy diciendo mal. Solamente que era algo que estaba lejos.

Desde que empezó a tomar forma la idea de tener un hijo esta relación con la miseria cambió.
Con el brote de gripe A. que hubo -que afectó a tan poca gente- y a la que se destinó -y destina- cantidades de dinero y de atención mundial, tanto por parte de los distintos gobiernos, como por los medios de prensa.

Y me duele, y me preocupa, y no puedo creer como las muertes de los pobres, de esos que nacieron para morir, pase de largo. Sea algo más de lo que trae este combo que llamamos vida.
No puedo creer como problemas que afectan a tanta gente, y de un modo tan dramático y urgente, no logre conmover a nadie.
Uno escucha historias policiales sobre robos, asesinatos, violaciones, Cromañón, Iraq, la Franja de Gaza y nos volvemos locos. Y todos los medios hablan y escriben de eso. Y todos los presidentes, y los ministros, y los políticos en general, se ocupan del tema.
Y ahora que se cayó este avión de mierda, todos somos no sólo expertos, sino también fanáticos y ávidos consumidores de información aeronáutica.

Y todos hablamos y opinamos sobre los miles de millones de dólares que habría que darle a General Motors, y si tendrían que ser 800 o 900 mil quintillones.

Cuba tiene uno de los índices de mortalidad infantil más bajos del mundo (menos que en Estados Unidos). De cada mil chicos que nacen, 7 se mueren.
En Zambia, de cada mil, serán 200 los que se morirán. Un 20 %. 1 de cada 5 chicos.

Y seamos realistas, no le importa a nadie. Entiendo que hay algunas organizaciones que se ocupan y preocupan por estos temas. Pero no son más numerosas, ni más poderosas, que las que se ocupan de salvar la capa de ozono, o al gato silvestre asiático.

Entonces no puedo más que pensar que todo esto se debe y se permite y se deja pasar porque los negros no son personas. La verdad es que no los consideramos como personas, como seres humanos. Son negros. Son de la National Geographic. Es normal, natural y está bien que les pasen estas cosas.

228 se murieron en el vuelo de Air France y parece una tragedia mundial.
No recuerdo si fue en un capítulo de los Simpsons o en qué otra serie en la que había habido un accidente y se había muerto una nenita que se llamaba Rose no se cuanto. Todos los medios fueron a cubrir la noticia y cuando sale la mamá (una latina) a hablar de su hija "Rosario", morochita, trigueña, todos los medios se fueron. No era noticia.

Y eso pasó con Maddie esa muñequita inglesa (u holandesa, no me acuerdo) que desaperció, con ese pelo rubio y esos ojazos celestes. Todo el mundo. Horas y horas de aire en los noticieros, la interpol, quilombos entre los gobiernos por la investigación de la policía portuguesa, litros y litros de tinta.
Porque una pendeja desapareció.
Sin tener que irnos a África, y sin tener que recurrir a los negros, podemos irnos acá nomás, a Jujuy, o a Misiones y vamos a ver montones de nenas que son compradas y vendidas, secuestradas, o alquiladas, prostituidas o violadas (principalmente en Misiones, porque son rubiecitas y/o de ojos claros), Y NO LE IMPORTA A NADIE.
Entonces... todo esto me dejó pensando

9 Opinaciones:

Angie dijo...

opi, si supieras las de veces que despotrico por lo mismo.

pero hay que cosas que no venden. es una lastima.

Café (con tostadas) dijo...

aia, LRPMQTRMP!

yo sé, y creeme que hago algo. No mucho, no alcanza, pero hago... y sufro como una condenada con algunas cosas.

no me parece mal que no quiera pensar en esas criaturas todos los días. no puedo respirar cuando miro las cifras. yo lo sé y hago lo que puedo pero para hacer... necesito respirar!!!

Dr. J dijo...

Se han vuelto tan comunes las muertes por desnutrición que ya no son noticia.

Saludos!

Soledad dijo...

Cierto... cierto que no podemos hacernos cargo de todo el horror que contiene el mundo...
Cierto que los dueños del mundo también lo son de los medios de comunicación...
Mostrar así el horror invalida... porque es tanto y tan ajeno... que uno siente que no puede hacer nada. Los medios comercian y naturalizan las peores cosas.

FELICITACIONES HIJO MIO... bienvenido al mundo real.

Este mundo no se arregla porque vos no tengas un hijo... y seguramente tu hijo va a ser que, para vos, el mundo sea un lugar mejor...

Fabiana dijo...

Opi.
Me parece a mi o no andas muy bién de ánimo?..
Y no lo digo por el pensmiento que plasmaste hoy en tu blog..
En una de esas es mi sensación(seguro que es así, ya que no te conozco mas allá de éstas páginas..)..
Mirá, ni siquiera te tenés que ir a ninguna provincia, acá nomás también hay desnutrición.
Es una situación de mierda que solo salió a la luz gracias a Santa Teresa de Calcuta, si no hubieras sido por ella nadie le hubiera dado mayor importancia al tema..
Yo me pregunto lo mismo que vos cuando veo por la tele las grandes inversiones que hacen los países "pudientes" en armamento, por ejemplo..
Y lamentablemente, los laboratorios tampoco ayudan con las enfermedades que parecen erradicadas pero que en éstos países parecen pandemias..
Si tenés la idéa de tener un hijo, dale gass, el que tengas un hijo y le puedas dar todo lo que se merece no te hace un hdp porque en el resto del mundo otros niños mueren por cosas tan básicas como la comida y los remedios..
Te aseguro que todos los que podemos hacemos algo que, por pequeño que parezca, en algo ayuda.
Y como dijo Soledad:
Bienvenido al mundo real, Opi.
Un beso con abrazo. :)

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Angie: Y si. Pero no venden porque nadie compra.

Café: Yo no critico, ni exijo... y se que si uno se concentra.. se ahoga

DrJ. Pero no pasa por ahí el tema. La historia tampoco vende y sin embargo se estudia y recontraestudia.

Sole: Completamente de acuerdo. Sólo que espero poder contribuir en que sea un mejor lugar para mi hijo, que para mi.

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Fabi: Estoy genial de ánimo. Tal vez sea por eso que empiezo a pensar en estas cosas. Porque por suerte estoy en una situación en mi vida en el que me "entra" este dolor. El cajón del dolor estaba vacío... supongo que la mente funciona así.

No puedo dejar de aclarar que la Madre Teresa no me simpatiza en lo más mínimo. Me parece un personaje siniestro.
Besos

Fabiana dijo...

Epa!
Bue..
Usted sabrá el por que de ese sentimiento..
Puede ser que el cajón del dolor haya estado vacío y por eso te pegó tan fuerte..
Al menos me dejás tranqui que estás de rechupete!

digo..
de rechupete por que estás bién de ánimo..
o sea..

glup! :P

Soledad dijo...

Seguramente.... El simple hecho de tener conciencia y buenos sentimientos hace que obres en consecuencia...
Cambia la forma en que se valora a los pobres cuando se entiende cuál es el origen de la pobreza...y cuando cambia la forma en que se los valora cambia la forma de tratarlos... y con un poco de suerte cambia la ideología... y el gobierno... y el mundo se convierte en un lugar mejor!!

Que suerte que estés bien... a mi también me sonaba medio bajoneado!!