domingo, 15 de febrero de 2009

Un día, ella me dio una copia de su plan de vuelo de ese mes.
Era una manera de ayudarme a organizar mis horarios y coordinar, de acuerdo a los vuelos que ella tendría.

Ese mes fue una verdadera maravilla.
Yo quería que ella se sintiera como en su casa.
Ella parecía hacerlo.
Iba a hacer compras, cocinaba, preparaba tragos.
Me dejaba sin dormir todas y cada una de las noches, haciendo que vaya a trabajar un poco beodo y embriagado de ella.

No recuerdo cuánto fue que duró este período en el que, entre otras, me dediqué a levantar su autoestima, a explicarle una y mil veces que ella era demasiado mina para el. Que si no sabía apreciarla, no la merecía.
Que la amaba, que no tenía por qué tener miedo. Que siempre iba a contar conmigo.
Que retomara su carrera, que eso le iba a hacer bien, que la iba a ayudar a crecer y a creer en ella misma.

Salíamos, íbamos a bailar... nos divertíamos mucho. Teníamos sexo en extraños lugares (como baños y behind del telón en una moonpark en un Luna Park, rodeados de 25.000 almas extasiadas (literalmente).

Fueron tiempos felices. Aunque se negaba a venir a los asados de los domingos a conocer a mis sobrinos (bebés todavía) se babeaba con ellos, con sus fotos, sus videos y siempre me daba algo para que les regalara.
Yo no quería romper esa burbuja. No quería sacarle el tema del marido, para decirle que ya iba siendo tiempo de poner un final formal a la relación.
De verdad que no quería arruinar ese momento...

11 Opinaciones:

Café (con tostadas) dijo...

ah! el momento en que el plan de vuelos ajeno no nos molesta! jajajaja

y... lo arruinaste, no?

El Opinador..to dijo...

Cómo me preguntás si lo arruiné???
No hablo de mi vida privada! =)
Le prometí a la Claudia que no iba a llorar.

¿Vos que pensás?

lascivia dijo...

No, en serio, y perdòn por meterme en la charla...la cagaste no es cierto?

lascivia dijo...

UY!!!! Me olvidaba, re linda la historia, lo que si no debìa estar muy bueno el chou en el Luna Park porque si fueron a matarse atràs del telòn fue por algo...bue' en realidad acà hay tanta escaces que si se me da en pleno recital de Sabina, agarro igual, total al Joaquin lo escucho en casa, y quien te quita lo bailado. Por cierto, fui a ver a Sabina el año pasado y habìa miles de tipos y ninguno me dijo ni mu, vos dònde estabas??
Cuàndo viaje a Baires por algùn recital, te puedo llamar?

El Opinador..to dijo...

Lasci: Sos siempre bienvenida a meterte donde quieras!
Me sigo negando a Sabina. No se por qué... (porque tengo más de 50.000 temas de todo tipo de música), pero ni uno de Sabina.
Tal vez sea porque si lo escuchás, dejás pasar un bombón como vos en un recital. IMPERDONABLE.

Claro que me podés llamar. Tapones en los oídos y murra.

Besos

Luli dijo...

Hay veces que por más que expliquemos mil veces las cosas, si el otro no lo seinte no hay explicación que valga.

Veo que no soy la única ansiosa que espera el desenlace de esta historia.

El Opinador..to dijo...

Luli: Sacic. Hay situaciones en las que la lógica no se aplica.
Aquellas relativas al amor, al autoestima, etc., son claros ejemplos.

Ya llegará el desenlace.
Besos

La última de la fila dijo...

Me bombardeaste a posteossssss.
Era de esperar.
OK,ahora comento al respecto,mientras tanto saludo.-
Hola Opi,volví.

lascivia dijo...

què es murra!!!
Ah!! gracias por la gauchada, te anoto entonces. Creo que Horacio Guaranì dà un recital gratuito en Plaza Italia, te llamo en serio???

Laperraseescapó dijo...

AYYYYYY!!! Ese momento en que uno mete la pata y caga todo...

Creo que iba por el mil noventa y seis... besotes.

El Opinador..to dijo...

L.U. VOLVIIIIISTE!!!!!!!! ¿Como estuvieron esos mates playeros?
Comente tranquila....y sus saludos son siempre bienvenidos.

Lasci: Por supuesto... el vino no va a faltar ahí.

Perrita: ¿Los conocés? (Uno los conoce y reconoce... pero se niega a evitarlos... no?)

BESOOS