viernes, 13 de febrero de 2009

Un par de aclaraciones previas:
No estoy hablando de situaciones de abuso/adicción/dependencia.

La cuestión, podría resumirse en ¿Está mal entonarse un poco en la vida?

Sabemos que todas las culturas, desde que el tiempo es tiempo, tenían rituales o costumbres que implicaban la ingesta de algún tipo de alucinógeno.
Generalmente, éstos eran usados para alcanzar otros niveles de conciencia, en los cuales pudieran comunicarse con los dioses o con la naturaleza.

Lo que nosotros catalogamos como «puesto», «volado», «empastillado», etc., en otras culturas es conocido como «trance», alguna garompa tipo chacra y yo que sé cuantas cosas más.

Nuestras vidas no transcurren en paz y armonía.
Son bastante caóticas, caos que se ve incrementado por absolutamente todos y cada uno de los aspectos de la vida (o casi). Que el trabajo, que el tránsito, que los ruidos, que los apuros, etc.

Entonces, qué tiene de malo, por ejemplo, llegar de trabajar y darle unas caladas a un buen gracioso. (Más si conseguimos buena flor, sin químicos ni otras porquerías).
Esas caladitas nos ayudan a bajar un poco las revoluciones. Alejar más prontamente los problemas. A veces nos inspiran para escribir cosas locas, algunas buenas, otras malas, inentendibles.
Otras nos hacen sentarnos a leer blogs ajenos y disfrutar de sus ocurrencias, o tal vez entender ciertos problemas que de otra forma no entenderíamos.O tal vez, por el apuro con el que andamos, o por nuestros propias mochilas, no podríamos profundizar, leerlos con atención.
Tal vez sea simplemente porque nos permite ver la tele y matarnos de risa con Capusotto, o con la 15a repetición de Seinfeld, o los Simpsons.
O quizás sea porque se disfruta mucho más un baño de inmersión, con un buen libro y buena música de fondo. (En mi caso, así fui como comprendí por qué se les paga tanto a los productores. Hay una infinidad de sonidos que a primera oída no se perciben. Pero fumado se captan con total claridad).

La verdad es que no puedo ver lo malo que tendría. Nadie se horroriza por un baso de wishky, o un trago cualquiera.

Cuando a uno le duele la cabeza, se toma una aspirina, o un ibuprofeno. Y nadie se alarma por ello.
¿No podrían continuar su día con ese dolor? ¿Son enfermos por tenerlo? ¿Son débiles, porque prefieren recurrir a una droga, a un agente externo, para contrarrestar un estado que ellos mismos generaron?
¿Están dando sólo el primer paso de un largo camino a tomas diarias de ribotril o valium?
¿Inexorablemente caerán en las garras de estos horrorosos medicamentos que no hacen más que embotarnos el cerebro, adormecer todas nuestras emociones, todos nuestros sentidos?

Sin embargo hay gente que piensa esto del porro.
A mi me da la sensación de que -por desinformación- se está comiendo el sapo de los medios, de la sociedad.
Y es un mensaje de mierda, porque en definitiva no hace otra cosa que promover la igualdad; que estimular los miedos a la experimentación, al auto conocimiento. A la imaginación.
Porque debe aterrarlos, la sensación de que hay otro al lado que está viendo cosas que ellos no ven. Que perciben el mundo que las rodea con otros ojos. Que tal vez su mente alcanzó un estado tal que les permite desconectarse de toda la basura del día y prestar atención a lo verdaderamente importante.
O tal vez, solo sea porque les da un poco de cosa que un huevón como yo se ponga a escribir esto.

Decir que es la puerta de entrada a.... o que es el primer paso, me parece que es otra gansada.
Es como afirmar que el matrimonio es la principal causa de divorcio.

¿Te molesta que sea feliz?
¿Te molesta que a veces me gusta usar una ayuda para desconectarme y reconectarme?
¿Te parece que soy débil porque a veces me gusta cómo me hace sacar carcajadas por boludeces que, en otro estado, sólo me sacarían sonrisas?
¿Suponés tal vez que no puedo ser feliz de otra forma?

¿O quizás sea que no puedo disfrutar de la vida sin ayuda?
En ese caso, yo te pregunto: ¿Necesitás ese auto?
¿Necesitás esa ropa? ¿Tanta ropa?
¿Necesitás más que un par de zapatos?
¿Necesitás aire acondicionado?
¿Necesitás meterte al mar?
¿Necesitás ver películas, leer libros?
¿Necesitás tener sexo?
¿Necesitás un televisor?
¿Necesitás que la comida sea rica?

Y la lista puede seguir eternamente. Son muy pocas las cosas que hacemos, compramos, creamos, usamos que sean indispensables para nuestras vidas.
Son todos medios tendientes a ser un poco más felices, a sentirnos un poco mejor.

Pero seguro... es mucho más sano encerrarse a ver tele, buscar pornografía y amores por internet y jugar a la play, que fumarse un gracioso y tratar de disfrutar el momento, ir a un recital, estar con nuestra pareja, con nuestros amigos.

Que se yo.... me voy a comer una buena zapi, que me está pegando el bajón.

9 Opinaciones:

Luli dijo...

Como dice Andrés, hoy es una linda noche para reirse un ratito.

Te mando un beso!

El Opinador..to dijo...

Usted lo ha dicho Luli.
Y mecacho en dié... yo escribo, escribo y escribo, y viene Ud. y hace gala de una poder de síntesis muy peculiar.

Besos

Laperraseescapó dijo...

Y yo acá haciéndome la graciosa!!!
Jé!


Mil noventa y seis besos bizarros.

Pau dijo...

Cada uno tiene sus métodos para pasarla bien. Mientras no joda a los demás, por qué importa tanto???

Matemos a los ex dijo...

Yo no soy sana entonces, estoy en la vereda opuesta pero no jodo a nadie, eso es lo bueno!!

Un beso grande desde mi nuevo blog!
La Capi :)

El Opinador..to dijo...

Perrita: Ojo que te meto en el picachu y te enrollo.

Pau: Alcoyana Alcoyana.

Capi: Bienvenida!! Y luchemos por una vida llena de insanos.
Besos

lascivia dijo...

Faaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!Macho, te pasaste!!!!!!!!!!!!!!!!!! El post està màs que bueno, detallado, fundamentado, excelente...ahora, los que piesan que fumarse un porro es insano no merecen semejante posteo...si son cuadraditos, no lo van a entender!!!!!!
Me encantò.
Un aplauso a la pipa de la paz y besos lascivos por montones.

El Opinador..to dijo...

Lasci: Tenés razón. Pensándolo bien, no creo que alguien que piense que son insanos, vaya a leer esto.
Y si vienen y lo leen... no hay problema... me encuentran en Segurola y Havana.
No me van a quebrar. Se los prometí a las gordas.

Besos tuqueros

lascivia dijo...

Quedò lo de beso tuqueros, mortal!!!!! que sea tu despedida.
Besos lascivos y tuqueros tambièn, no tengo tuquera pero, los besos valen igual.