viernes, 13 de febrero de 2009

Cuando volví de las leñas, hablé con ella.
Como si nada hubiera pasado.
Nada había cambiado. Todo seguí igual de tranquilo. Igual de libre. Igual de ajeno a los sentimientos y mucho más cercano a la pasión.
Cuando llegó a casa, traía una torta de zapallo.
Cuando vino a casa, se notaban los 5 días que no nos habíamos visto.
Cuando llegó a casa, apenas tuvo tiempo de dejar la torta en la cocina.
Cuando llegó a la cocina, no tuvo tiempo de salir de allí.
Fue un reencuentro apasionado, pero yo estaba convencido de que esa vez, yo iba a poder controlar la situación. Iba a entender que, en estos casos, la razón sabe más que el corazón.
Y así fue... un reencuentro como cada uno de los que habíamos tenido en los últimos tiempos.

Dos semanas después me dijo: «Tengo que ir a casa en algún momento. Hace dos semanas que estoy acá sólo con lo que me traje en la mochila»




Maldita torta de zapallo.



(Pero que buena que estaba)

11 Opinaciones:

Luli dijo...

Ahora le presté atención a lo del las etiquetas y "recordaciones".
Por un momento casi te deseo buen viaje a las leñas, creí que estabas justo en el momento de la decisión y ya no supe bien si esto fue ayer o mañana. Si la torta de zapallos aún está caliente o venció hace tiempo. Si no tenés hijos o si ya sos abuelo.
Esto de ir del pasado al futuro me mareó un poco.
Pero ya entendí! Bien Boluda!!!

Se fue? Volvió?


Besos y buen viaje al pasado!

Café (con tostadas) dijo...

Jajajajajaja....

No puedo dejar de reirme con esta historia (en realidad, con tu manera de contarla!). Mil disculpas es que me resulta TAN chistoso que nos hagamos los superados y pensemos que podemos manejar las situaciones y que blablablá

Y tengamos que ir obligados a casa dos semanas después!

Lucrecia dijo...

me gusta como escribis pero sinceramente no entiendo nada...ya me pondre al dia.
Espero!
besos miles

El Opinador..to dijo...

Luli: No hacemos uno entre los dos. Al final, con tu opinación, me dejaste con más dudas que Samantha.
Cuando vuelva/volvió/volvería, te cuento.
Besos

Café: Vos reite nomás... total.
Todo bien. En dos semanas nos vemos en casa.

Lucre: Gracias!... y si... fijate en esas etiquetas que nadie lee. Clickeá en Azafata y vas a estar informada como para matutino del aire.
Besos

Minerva dijo...

Perdon peotr hay algo que me llamo la atencion por sobre todo el relato... TORTA DE ZAPALLO??? EWWW

Pau dijo...

Es que sí, uno tiene que dejar que la razón prime sobre la pasión... salvo cuando hay una torta de zapallos de por medio.

El Opinador..to dijo...

Mine: Yo por dentro puse la misma cara que debés haber puesto vos.
Pero te juro que es lo más rico que podés probar en tu vida.
Esa fue la única vez que la comí. Todavía la extraño.

Pau: Veo que probaste una. Es irresistible!!!!!!

Laperraseescapó dijo...

Me gustaría saber que cazzo tenía esa torta de zapallo... mmm...

LaVieEnRose dijo...

esos comienzos intempestivos son tan peligrosos...cuando caiste q estás hasta las manos suele ser tarde.
espero mas recordaciones!

ahh no habia visto lo del meme, ya te deje comment en ese post!

besos =)

El Opinador..to dijo...

Perra: Vos sabés que a mi los dulces locos me encantan. Pero este no tenía nada raro.

Rose: Ya vendrán más... están hornéandose.
Ojo con el meme. No le des de comer después de las 12... y NO lo mojes.
Besos

Soltera que espera.... dijo...

jaja, ese jueguito de hacerse el superado y creer que uno controla todo ya lo conozco, me suena muy familiar. Pero a mi me salio al reves tanto me preocupe por no enamorarme, que cuando me di cuenta estaba hasta las manos. Pero es lindo disfrutar de los encuentros mientras uno cree que tiene el control de la situacion. Besos!