viernes, 17 de julio de 2009

Gandhi dijo: "En el Mundo hay suficiente para las necesidades de todos, pero no lo suficiente paras su avaricia"

Un pelotudo una vez me dijo: "No es lo mismo placer que felicidad"

No es un chiste, ni una chicana. De verdad era un pelotudo el tipo. Un pobre infeliz. Pero me dijo esa frase y me gustó, así que me la quedé.

Pensaba entonces en las veces en que había gastado más de la cuenta, confundiendo estos conceptos.
Pensé en cuando cambié el auto, y lo mal que me sentí a los pocos días de estrenar ese cero kilómetro, cuando me di cuenta de que no lo necesitaba. De que iba a estar 5 años pagando las cuotas de algo que no me hacía falta; pagando más de seguro y más de patente, por algo que era un lujo que, evidentemente no debería haberme dado.

La bronca no me duró tanto. Una de las enseñanzas más preciadas es que no vale la pena llorar sobre la leche derramada, siempre que hayas entendido y quieras arreglar lo te llevó a esa situación.

Cuando este pelotudo me dijo esa frase, se me vino a la cabeza esta experiencia con el auto.

Y me di cuenta de que ese día, ésa era la lección que había aprendido.
Entonces agradecí el poder cubrir esos gastos extras, de manera tal que no me saliera tan cara esa valiosa lección.

Años después de haberla aprendido, me encontré con la frase de Gandhi. Fue hace poco, en marzo pasado. La vi gravada en el monumento a los irlandeses que está en Manhattan, a pocos metros de lo que solía ser el centro neurálgico del capitalismo.

Me salió mucho más caro este viaje a NY que lo que me faltaba pagar por el auto. Sin embargo, no puedo evitar sentir que esa lección fue la aprendida de manera más placentera.

El placer es efímero por naturaleza. Es tan efímero el placer que te puede traer el nuevo Mercedes Benz como el que te trae un buen orgasmo.

Lo que es más perdurable es la felicidad (que no es lo mismo que la alegría).

Y acá se me unió el tema con las ideas de Epictecto, con su filosofía estóica. Porque los placeres, en general, no dependen de nosotros, los conseguimos "afuera", en cambio la felicidad es 100% nuestra.

En un contexto raro, o enseñada por una persona rara, inesperada, podemos encontrar grandes verdades, lecciones de vida que nos permiten vivir y ser mejores personas. Valores que deberían gobernar un poco más nuestra vida como sociedad.
Por eso, con el tiempo, empecé a escuchar más de lo que hablo y a leer más de lo que escribo.

30 Opinaciones:

Carito Dolz dijo...

Me hiciste acordar a http://plasmarmeenpalabras.blogspot.com/2009/05/de-la-vida-misma.html

reflexión similar por ahí en el punto de los momentos efímeros que nos dan cierta alegría..

Besos Opi! Lindo finde!

Minerva dijo...

Qué lindo post Opi!

Sabés, hace unos días vengo reflexionando, hablando conmigo, acerca de la felicidad. Y llegué a la conclusión que la felicidad para mi es nada más y nada menos que paz mental. Supongo que se relaciona un poco con la idea que vos planteás.

Fabiana dijo...

Opi:
"No es lo mismo placer que felicidad"

Podrá se un pelotudo, mas o menos importante, el flaco que te dijo la frase, pero es totalmente real..

A todos nos pasó alguna vez mandarnos de cabeza a algo que después nos arrepentimos, pero lo bueno es(como te pasó a vos), aprender de ese "error", para guardarnosla enzeñanza.

Yo siempre pienso que la felicidad está en las cosas pequeñas, en los mínimos gestos, abarquen o no una inversión de dinero.

Me mató lo de "la felicidad es 100% nuestra"!!

Te dejo un besote enorrrrrme Opi leeeendo!! ;D

Soledad dijo...

La gran clave del sistema... confundimos placer con felicidad y pensamos que podemos obtener el placer consumiendo...
No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita...

En mi familia, por lo visto conformista pero inteligente, circula una frase que dice: se disfruta más un mate cocido abajo un árbol, con buen hambre... que manjares con un nudo en el estómago...

Mia dijo...

me encantó lo que escribiste Opi! la verdad que me dejó una sensación tan rara... me dejó pensando en si hago lo necesario para ser feliz o simplemente espero que alguien me dé la felicidad...

Besos Opi y disfrutá del finde!

Café (con tostadas) dijo...

será por eso que aún en los momentos tristes si somos capaces de reconocer los detalles que nos hacen bien podemos der felices?

Laperraseescapó dijo...

Genial Opi! EXCELENTE post!!!!
Para pegarnoslo en la frente hasta grabarlo a fuego.
La felicidad está en uno mismo... una gran verdad. Habrá un montón de influencias exteriores que nos dañen y atenten para que no la encontremos, pero en nuestro interior... ahí, sólo ahí... seremos capaces de hallarla.
Seremos capaces???
Besotes en malón, querido.

*Ene Deláa* dijo...

Salvando las distancias, hace un tiempo estaba viendo una entrevista a Halle Berry (te dije que salvando las distancias), y después de muchos despelotes en su vida decía que ahora estaba bien porque se había dado cuenta que la felicidad no era algo que le daban o le quitaban, era algo que ella elegía y que podía elegir ser feliz en cualquier momento y cualquier situación, independiente de todo lo demás. Me pareció muy sabio.

Opinadorto dijo...

Carito: Si.. alcoyana - alcoyana. Se ve que en algún momento y otro, nos agarran esos momentos reflexivos.
Besos.

Opinadorto dijo...

Mine: Se relaciona absolutamente con l que yo planteo.
No conozco que tenga paz mental y que "necesite" grandes lujos. Es posible que se lo dé, pero no es lo mismo cuando uno lo hace para darse un gusto, por placer, que cuando uno piensa que eso lo va a hacer feliz.

Besos

Opinadorto dijo...

Fabi: Sin lugar a dudas. La felicidad está formada de esos pequeños momentos, y de la paz mental también.

Besos

Opinadorto dijo...

Sole: En tu familia la tienen clara. Y estoy de acuerdo en que es una "trampa" del sistema.
Beso

Opinadorto dijo...

Mia: La verdad es que me muero de alegría si algo que yo escribí te sirve para repensar algo.
Creo que los bienes materiales son equiparables a las personas en cuanto a que uno a veces deposita en ellos, su propia felicidad.
Cambiar el auto me va a hacer feliz.
Estar con tal, me va a hacer feliz.
Yo creo que estar con una persona, puede darte felicidad, pero no creo que pueda hacerte feliz.

Besos...y contame como te va con el relanteo.

Opinadorto dijo...

Café: Creo que es especialmente en esos momentos tristes -generalmente, momentos de pérdidas- en que uno tiene dos opciones.
O se concentra en la pérdida y cae en la depresión.
O se concentra en esos detalles, en esas personas, en esas cositas que nos hacen felices.
En este caso, estaremos tristes por la pérdida, pero ni deprimidos, ni infelices.

Besos

Opinadorto dijo...

Perrita: Seguro que seremos capaces. Y te repito que -por más raro que parezca- cuando pienso estas cosas, pienso también en vos, y en como vivís de esta manera.

Besotes

Opinadorto dijo...

Ene: Halle debe haber leído Equiridión. El estoico Epicteto prefirió el destierro y el encierro a renegar de sus principios. Y lo hizo por esa razón, porque a los castigos externos iba a poder sobrellevarlos, pero no iba a soportar la traición a sus valores, a sus principios.

Mia dijo...

No te mueras por favor, no es mi intención!

Y si, me hiciste pensar en unos dias se viene un postcon mis "conclusiones" xD.

Besotes Opi!

Morocha dijo...

Opi,cuando nos demos cuenta (pero de corazón, y no por temor, a la muerte por ejemplo) que somos chiquitos,pero tán chiquitos.Y que en la vida hay tántas cosas por las que vale la pena vivir...y otras, que no valen un carajo.Y que llegamos a este mundo en bolas....y en bolas nos vamos en cualquier momento...tal vez ése día, seamos felices y hagamos felices a unos cuantos.


Cariños
Morocha

Opinadorto dijo...

Morocha: Amén a tus palabras... y no me quejo si unas cuantas me quieren hacer feliz... (ya empecé el finde... tenía que hacerlo)

Besos

Laperraseescapó dijo...

Gracias Opi!
Te dije que te quiero???

Isadora dijo...

Como soy pendeja y soy conchuda me agarró de esto para hacer mi comentario:
"En un contexto raro, o enseñada por una persona rara, inesperada, podemos encontrar grandes verdades, lecciones de vida que nos permiten vivir y ser mejores personas"

Y así es. El mejor consejo de mi vida me lo dijo un pibe, práctiamente un extraño, que me quería chamuyar para que esté con él mientras yo seguía mal por mi ex y dede ahí lo tengo de cabezera. Él flaco era un imbécil a pedal pero lo que me dijo, fue perfecto.
"Nadie te puede hacer infeliz sin tu consentimiento"

Si bien no considero que la felicidad sea una decisión como sostienen muchos, si creo que está en nosotros dejar que la felicidad florezca (me pusé sensible, ojo que no pasa seguido eh).
La felicidad es una paz mental, sí puede ser, pero es sólo el producto de la combinación de diversos factores que contribuyeron y permitieron que nosotros, de nuestra única forma personal y particular, encontremos paz mental.
Desde una decisión hasta estar en un lugar, desde escuchar una canción hasta leer algo en algún lado.
La felicidad es espóntanea, está en nosotros saber canalizarla y darnos cuenta, realmente, que nos hace feliz, y nos deja en ese trance de paz mental que sólo el cerebro trabaja para esbozar una sonrisa de oreja a oreja.

Beso Opi!!!
Buen fin de semana!

Laura dijo...

lindo post realmente, pero no sé si la felicidad es 100% de cada uno

me parece que nada 100% absoluto, que todo tiene un cierto porcentaje, sería hilar demasiado finito y tratar de hacer cálculos matemáticos que ni siquiera tienen que ver con esto pero uno no vive solo en una isla desierta sino todo lo contrario y a cada acción le corresponde una reacción, por eso no creo en totales absolutos

otra cosa...no me compares el placer del orgasmo con un mercedes benz por favor!!

y aquí vuelvo a lo que decía mi vieja recordás? "nada de lo que se compra con dinero es importante"

besito

Opinadorto dijo...

Yo también perrita.

Chuda: Me parece que de lo que vos estás hablando es lo que yo llamo alegría, más que felicidad.
Beso.

Lau: Es que hablo de nuestra en el sentido de que no te la puede dar nadie.
Pero tenés razón en que puede haber cosas, o circunstancias que hagan que se pierda.
Entonces, no sería tan nuestra.

Tenés razón. Y gracais porque me das una mano con otra cosa que estoy escribiendo.

Y no... no se compara... pero no me digas que no estaría bueno un orgasmo en un mercedes.

Beso

Laura dijo...

ves....ahí la cosa tiene otro "color", sería multiplicar el placer para que cuando se desvanezca no nos haya parecido tan efímero

mejor me voy a desayunar que el hambre me hace decir tonterias

beso

ºELINAº dijo...

RESUMIENDO: NADA ES GRATIS EN ESTA PUTA VIDA, SI QUERES PLACER, PAGA???
JAJAJAJAJAJA
BESOS

No sos Vos..soy Siempre Yo dijo...

poder tener presente que nada ni nadie te hace feliz, mas que uno mismo, es la clave para ser libre. Y ser libre te da paz mental. Y eso es para mi haber aprendido a vivir.

me gusto tu post, y podes leer miles de libros sobre estas verdades pero una vez que las sentiste, como te paso cuando compraste tu auto, no volves para atras..

besos

andreita dijo...

Creo q la diferencia basica entre los conceptos radica en que el "estar"...y acá me permito esta libertad editorial de no utilizar el "ser":

-El "ser" o "no ser" excluye, no da cabida a los momentos, *se es* o *no se es* siempre... y, quien tiene la felicidad eterna?-

Entonces, decia, el *ESTAR feliz*, es singularmente *placentero*, no importa si es por un segundo porque viene cargado de apegos. Se vive detras de la idea de ser feliz, "alimentandonos" de aquellos placeres -a veces efímeros- y, cuando en realidad en algun momento se ESTÁ feliz no nos alcanza...

Parrafo aparte para: "...Por eso, con el tiempo, empecé a escuchar más de lo que hablo y a leer más de lo que escribo..."

Quizas varios debieramos apropiarnos esta idea.

Muy lindo texto, salute!

Opinadorto dijo...

Elina: Exactamente... y se acepta crédito y débito.
Besos

Nososvos: Es así. Se te tiene que hacer carne, no se razona.
Besos

Andreita: Creo que se puede "ser" feliz, aunque a veces -mucho o poco- estemos trsites.
Si somos felices, los placeres suman, pero no hacen.
Bienvenida y gracias.
Beso

Madie dijo...

Hermosa entrada Opi, grandes verdades que a veces tendemos a olvidar. Coincido totalmente, sobre todo con eso de "no llorar sobre la leche derramada"... creo que jamás vale la pena lamentarse y atraer negatividad por algo que ya no podemos cambiar y está hecho, solo resta aprender de eso y seguir adelante. Es una de las cosas que aprendí y que llevo bien presente.

*Ene Deláa* dijo...

¿Te parece que Halle lo habrá leído? Para mi vio la película.