sábado, 21 de marzo de 2009

La mierda.
La verdad es que cuando aranqué esto, nunca pensé que podía convertirse en algo que pudiera llegar a "extrañar".
Pero bueno, la distancia a veces nos da sorpresas.
Estuve unos pocos días en Miami. La verdad es que no recorrí casi nada, en primer lugar, porque ya conocía, en segundo lugar, porque estuve muy ocupado haciendo vida familiar y de shopping (pero sin entrar a ninguno).
No hay mucho que decir de Miami. En algún punto es que como una pequeña Argentina que funciona bien. En todo sentido. En el tránsito; en la limpieza; en los ruidos; en el reciclado; en la educación de la gente, etc.
La cantidad de policías que vi me dejaron estupefacto.
Lo otro que me impresionó es que, más allá de lo que es el centro de Miami, en ningún otro lugar de la Florida se puede caminar (casi casi). En algunos, directamente no hay veredas. Eso es muy loco.
Claro que comprar un auto es realmente barato. Usados por mil dólares; o leasings que prácticamente se pagan solos. Todo el mundo tiene su auto.
No hay subtes; hay un ramal de tren; y casi no hay colectivos.
Los únicos que toman colectivos son los negros.
Tal vez esa sea la muestra más clara de la falla más grande que tienen todavía acá.

En New York llevo ya dos días. El primer amanecer fue con una pequeña nevada. Es tan impresionante y sobrecogedora como uno puede imaginarse, y un poquito más.
Pensé que se recorría en dos patadas, pero las ampollas están demostrando lo contrario.
Me estoy convirtiendo poco a poco en un New Yorker... y la verdad es que está bueno.
Sin embargo, y vaya uno a saber por qué será, se siente una pequeña cuota de nostalgia por Baires.

Los días vienen durando 25 horas... uno sólo para cuando el cuerpo dice BASTA... así que cuando pase un poco esta agitación inicial, supongo que escribiré nuevamente.

(Y si... lo confieso... he tomado un bruto café de Starbucks mientras caminaba por la 5a. Avenida.... Y ES UNA MASA)

7 Opinaciones:

La última de la fila dijo...

Priiii.

La última de la fila dijo...

Hola Opi:

NO,NO TE VUELVAS UN NEW YORKER.PLEASEEEEE.

Besos miles!

L.U.

puto el que lee dijo...

Adórote a la distancia!!!!
BESOTES

Laperraseescapó dijo...

Puta!!! La Ulti siempre me gana.... Jajjajajja
Te extrañamos Opi, te extrañamos!!!!!
25 horas??? Estirálas un poquito más, querido.
Estás llenando el cuadernito con muchas anécdotas, mirá que no me olvido, eh???
Besotes nevados pero con abrazo de oso...

Limada dijo...

Starbucks es una masa, si.
Saludos y te sigo en este viaje via blog.

Celes dijo...

Qué rico el caféee
No hace falta irte hasta allá para tomarlo eh! jajaja

Besotes

Pau dijo...

Uh, te juro que te envidio con todo mi corazón!