lunes, 20 de abril de 2009

A los 17 y monedas me puse de novio.
A los 22 y monedas me casé.
A la semana de cumplir los 23, me separé.
8 meses son los que tengo prácticamente en el olvido. No es que hayan sido terribles, ni nada parecido, sino que simplemente no puedo recordarlos.
Para ser sincero, hay muchos momentos de esos 5 años que no recuerdo.
Pero no es que no los recuerdo porque fueron traumáticos y entonces los bloqueo.
No fui víctima de una turra maléfica que tenía por objetivo hacerme la vida imposible. Simplemente era un borrego que pensó que la vida podía dibujarse como uno dibuja un mapa y que, a medida que pasaran los años, iría recorriendo ese camino que había dibujado.
El resultado era inevitable. Por suerte ella se dio cuenta antes de que las cosas pasaran a mayores y se fue. (Ojo. No es que no haya sido una hija de puta, simplemente que no fue su hijaputes la causa de nuestro divorcio). Nunca nos tendríamos que haber casado.

Entonces, al día siguiente de que me dejara -y con la ayuda de mi viejo- terminé de darme cuenta de esto. La conclusión era inevitable. Más allá de los problemas o de la calidad de persona que fuera mi ex, YO tenía un problema (y grande) porque había pasado 5 años de mi vida casi sin darme cuenta de lo que hacía, robotizado, guiado por un plan que yo mismo había tramado, pero que no entendía y sólo pude salir de esa fantasía porque ella puso el punto final. No se si yo lo hubiera puesto, o si lo hubiese hecho.

Así que la separación fue un viernes y yo el lunes a las 7:30 de la mañana tenía mi primera sesión de terapia. Psicoanálisis.
A ella le dije más o menos lo mismo que acabo de decir. No me importaba el papel de ella, ni ponerme en víctima. Yo había sido partícipe en esa mentira y ni siquiera sabía por qué. Por lo tanto, necesitaba ayuda, necesitaba saber más de mi. Enterarme quién era y qué quería y poder así, recomenzar mi vida.
Las preguntas eran muchas y las respuestas escaseaban, como era de esperarse.
Entonces vinieron tiempos de dudas. Si me resultaba imposible reconocerme en los últimos 5 años; si no podía explicar casi ninguna de mis acciones, entonces qué me garantizaba que lo que estaba haciendo en ese momento era lo que quería?
¿Cómo saber si mi carrera era la que me gustaba, o era la que le gustaba al Opi robot?
Esta pregunta se extendió por todos y cada uno de los aspectos de mi vida.

Un verdadero kilombo.

Tardé en acostumbrarme a la terapia. Tardé en abrirme y tardé también en entender que no tenía que analizar todas y cada una de mis acciones y mis pensamientos.
Era fácil caer en el típico análisis post pedo de "¿por qué tomé tanto? ¿necesito ponerme en pedo para divertirme, para encarar una mina?" Ese tipo de cosas.

Siempre tenía el miedo latente cuando me gustaba una chica. Era volver a preguntarse si de verdad me gustaba, si estaba con ella porque quería y la quería o porque, de alguna forma retorcida la necesitaba.

Cuando dejé de "buscar" novia llegó ella, la azafata (ahora anónima) y provocó un verdadero torbellino.
Si bien tardé -y mucho- en darme cuenta, finalmente supe que al engancharme con ella, lo que estaba haciendo era asegurándome de no estar con nadie. Me aseguraba seguir solo, porque ella no iba a dejar a su marido.
Darme cuenta de eso fue como encontrar el código en el que estaban encriptados mis pensamientos, mis ideas.

Al fin podía relajarme.

(Haciendo honor a los que contestaron mis preguntas y que -no se por qué, me catalogaron, casi en su totalidad como mujeriego- les digo lo siguiente: Jamás metí los cuernos. Nunca, ni de chico. Ni cuando estaba de joda. Reconozco, si, que estuve con muchas mujeres. Muchas más de las necesarias. Pero mi lema fue que siempre era mejor arrepentirse de las que me encamaba, que de las que dejaba pasar.


Hace rato ya que obtuve mi alta.

Me tomó un tiempo, pero aprendí que no importa tanto el por qué de las cosas, una vez que están hechas, una vez que pasan, sino que hay que concentrarse más en qué hacer con ellas, en como tomar y manejar la situación.

Hace rato ya que encontré la felicidad (aunque venga de a ratitos. Aunque no pueda ser un estado permanente).

Más allá de los kilombos, dudas, y dilemas existenciales que todavía tengo, soy feliz, y no me cabe duda de que los voy a resolviendo, solucionando.
Aprendí que no se puede estar todo el tiempo contento, pero que si se puede estar feliz. Porque, en definitiva si uno estuviera todo el tiempo feliz, algo se estaría perdiendo, algo no estaría entendiendo. La vida no es así.

23 Opinaciones:

Fabiana dijo...

Ante todo, te admiro por tu sinceridad.
Muchos pueden decir que mediante un blog es fácil sencerarse por que no das la cara.
Yo creo que es tanto o mas difícil que en persona.
Por eso lo de haber dejado el nido de pichón..
Te jugaste una carta brava y resultó un desastre.
Pero es bueno que te dieras cuenta.
Y acá no tiene tanto que ver la terapia, porque la única manera de que la bendita terapia ayude es sí, y solo, sí vos querés recibir ayuda y querés salir del quilombo.
Y, antes de eso, tenés que sentir que estás en un quilombo. Darse cuenta de eso es el primer paso.
Mirá Opi, la felicidad no es solo la vida color de rosa everytime..
Si no sufrís, no aprendés.
Si no la pasás mal, no apreciás cuando estás bién.
Darte cuenta de que al "intentar" por todos los medios una relación con la azafata era hacer todo lo posible para estar solo, es sanisimo.
Lindo golpe te pegaste de tan joven..
Espero que hoy te duela menos.
Un grosso tu viejo!
Pero mas Grosso vos que quisiste salir adelante!

Un abrazo ASÍ DE GRAAAAAANDE!!

Fabiana dijo...

PRIIIIIIIIIIIIIIIII!!!
TOMÁ PA VOS!!


y aprovecho pa' recordarte que sho no dije que fueras un mujeriego..
es más, me la jugaba a que sos fiel.. ;D

Vulgar dijo...

Me encanta lo que decís y cómo lo hacés. Me siento totalmente identificada con un montón de cosas porque pasé por una situación parecida y, luego de unos años, me reecontré. Y cuando me ví, ya era grande, era otra, una mucho más yo. Y logré ser tan feliz sola, que para que me guste alguien en serio, tiene que poder llevarme al nirvana. Porque mejor que esto, es difícil.

Besos vulgares !

Minerva dijo...

Ay Opi, me conmoviste en serio. Qué triste cuando uno casi sin darse cuenta se levanta y se da cuenta que durante cierto periodo sólo fue la expresión del deseo de otros. A veces nuestro profundo anhelo de ser queridos y aceptados nos lleva a perdernos de nosotros mismos. Y por miedo al abandono nos volvemos grises y dependientes.

Ahora, qué linda sensación cuando uno, despues de hecho el duelo, luego de estos grandes puntos de inflección que se le presentan en la vida, cae en cuenta de que no existe nada tan terrible, y que alla fine siempre sale el sol.

Para mí la felicidad es una actitud hacia la vida, tan simple y tan fundamental como eso.

Beso grande

Café (con tostadas) dijo...

touché con lo de "me aseguraba seguir solo"...

uf, si para mí requirió fuerza leerlo, no quiero imaginarme para vos escribirlo.

No tengo mucho para decir excepto gracias y... querés unos mates? debés tener la garganta seca de tanto escribir ;)

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Fabi: Quedate tranquila que no es que me duele menos. No me duele nada. Ya fue ingerido, digerido, procesado y convertido en experiencia.
Besote

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Vulgar: Gracias por tus palabras. Se ve que los dos logramos vernos y escucharnos. La identificación es mutua. Sabés que me mata tu blog.
Y si... una vez que lográs ser feliz solo... pero eso será motivo de otro posteo.
Besos

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Mine: Totalmente de acuerdo. Después de esos "despertares" conseguís una nueva perspectiva.
Como diría mi abuela, no hay mal que por bien no venga.
Besos

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Café: No hay de que... a veces es bueno retribuir lo que uno va recibiendo de los demás.
Se acepta el mate (y más si sale con unas faturitas)

amarga dijo...

buenas buenas...
me voy a poner al día
y ahora si, no desaparezco mas!!

Pufla dijo...

Me alegro tanto de leerte así!!!
Espero que siga habiendo sol por esos pagos.
Un beso enorme!!

Angie dijo...

aguanta la terapia!!!

Fabiana dijo...

Mas que tranquila me dejás, entonces!!
Me alegro mucho porque te tengo aprecio, y las cosas del tipo de las que describís, si bién a todos nos mata, son muy jodidas para un pibe joven(hablo del inicio de la situación, ahora sos unjovato igual que sho..). Que lo hayas superado de esa forma habla bién de vossss.. ;)

Besos!!

Dr. J dijo...

Yo estoy saliendo con una chica. Todavía dudo si es realmente el amor de mi vida, y sigo mirando otras más lindas, como cuando era un solterón.

Pero siempre quise estar de novio. Entonces tengo que prestarle más atención a la única mina que se fijó en mí.

Saludos!

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Amarguita!!!!! Bienvenida otra vez... y van... jajajaa. No se desaparezca, che... que no se corte.

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Pulfa: Se agradece. No puedo quejarme de los rayos de sol que me vienen tocando.
Beso

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Angie: Veo que siguen al pie los consejos del viejo vizcacha..... y vi también que anduviste de joda por tus nuevos pagos. Ojo con el Fernet que es traicioneramente rico.

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Señora: Puede seguir tranquila. Este purrete está en óptimas condiciones.
Besos

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Dr. J. ¿La única que se fijó en vos? No puede ser. Hay minas para todos los gustos.

Sin que implique abrir juicio sobre esta situación particular, te cuento que yo en un momento me dije: "siempre va a haber una mina más linda que la que me estoy comiendo ahora"... lo importante pasa por otro lado.

Creo que cuando uno puede hacer esa distinción, y se da cuenta de que también las minas lindas son hincha pelotas y cogen mal, y son turras, huecas, etc.... (no todas eh... sino que "también"), entonces podés empezar a pensar a futuro y empezás a apreciar las otras cualidades de una mujer.

Creo que es una maduración que hay que hacer... justo de eso estaba escribiendo en estos días de confesiones... así que en breve tendrás mi opinión completa.
Un abrazo

Laperraseescapó dijo...

Éste post es algo así como un balance... Y lo más importante "CON SALDO POSITIVO". Es muy bueno leerte así amigo!!!
Un millón dos besotes.

LaVieEnRose dijo...

Hola Opi, me encantó este post.
Mirar un poco hacia atrás y darse cuenta que mejoramos es una gran satisfacción, al menos para mi.
Obviamente no se puede vivir de lo q pasó antes, pero todo sirve de base y de referencia.

un besote!

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Perrita: Bruto superhavit.
Te quiero.
Un beso así... nono... ASI de grande

Opi (Wan Kenobi) dijo...

Rose: Seguro. Todo sirve de referencia. Todo sirve de lección.
Cuando aprendés que más que bucear en motivos y detalles del pasado lo que tenés que hacer es sacar la lección aprendida es que podés dejar... podés soltar y seguir adelante.
Besos