miércoles, 2 de septiembre de 2009

Sin arrepentirme de nada, puedo decir que hay una cantidad de cosas que me hubiera encantado hacer antes, lugares que hubiera querido conocer, idiomas que aprender, cursos que tomar, etc.

Me equivoqué bastante en mi vida y recibí los golpes correspondientes.
Creo que la escasa "sabiduría" que adquirí hasta hoy se la debo mucho más a mis errores que a los aciertos.
Tal vez el mejor de los aciertos que tuve -y no desde siempre- fue el de estar abierto a estas enseñanzas.
Si bien fui muy cerrado a cualquier otro tipo de enseñanzas y por lo tanto tuve que hacer prueba y error, tuve que tocar el fuego para aprender que quemaba, cada golpe era bien asimilado.

Un tabique roto me enseñó a que cuando llega el momento de los bifes, es preferible tirar la primera mano.
Un amigo que ya no está me enseñó a usar el cinturón de seguridad.
El haber lastimado a gente querida me enseñó que es mucho más importante proteger los afectos que ganar una discusión.

Una de las cosas que más me enseñó en mi vida fue mi divorcio. Aprendí los por qué de muchas disposiciones legales en relación al matrimonio. Aprendí tanto de mi que me tomó unos cuantos años asimilar esas lecciones.

Durante años intenté forzar las cosas, situaciones, sentimientos, deseos, etc.
Llegó un punto en el que aprendí que no tenía sentido hacer eso.
Acto seguido apareció Dorta en mi vida.
Y desde ese día, todas las lecciones aprendidas en los 30 años anteriores empezaron a tener un papel relevante en mi vida.

Hablábamos de amor a las 2 semanas, y no me sentía presionado, no tenía ganas de salir corriendo (y eso que había corrido por charlas mucho mas banales).
A los 3 meses, empezamos a planear el viaje de nuestras vidas, que tendría lugar 6 meses después.
Cuando llegamos, vino la convivencia.
Las reformas a la casa.
El otro viaje.
La mudanza.
Las ganas de un Dortit@

En estos más de 2 años y medio hice un montón de cosas que nunca pensé que haría, y todas fueron buenas, lindas, creativas, libres, etc.
En este tiempo, jamás borré un mensaje, un mail o una llamada. Y jamás me los controlaron o controlé yo los de ella.
En este tiempo, hice programas con mis amigos, armé viajes con ellos y los vi como cuando y cuanto quise, sin dar explicaciones.
También aprendí lo que era la convivencia (prácticamente no había convivido con nadie antes).

Principalmente, me di cuenta de que una de las lecciones más importantes que había aprendido en la vida, me servía más para no ponerla en práctica que para usarla. Esto es que uno no tiene que depender de que su mujer no sea garca.
Después de mi divorcio empecé terapia justamente por eso, no quería depender de encontrar una "buena mina" para no sufrir.
Una vez que aprendí a "defenderme" encontré a la mejor.

Desde que estoy con ella he visto pasar culos más lindos, pechos más turgentes, labios más carnosos y miradas más lascivas.
He visto oportunidades he declinado propuestas.
No pretendo un monumento por ello, y no me porté "bien" porque no quería arriesgar mi relación con Dorta. Me porté bien porque quise hacerlo, porque lo hice también en situaciones que suponían riesgo cero.

Esos años de soledad, de aprendizaje, de probar, de vivir me enseñaron que el pacer de un buen polvo dura lo que un pedo en una canasta -o, como suele decirse, dura lo que dura dura-.
En esos años también aprendí que las fantasías que uno puede hacerse sobre determinada mujer o situación, pocas veces tienen su correlato en la realidad.
Claro que me gustaría empomarme a una modelo/actriz (pongan el nombre que quieran), pero la verdad es que elijo una y mil veces, después de laburar todo el día, de cenar con amigos, meterme en la cama despacito, cuchareando a Dorta y ver cómo sonríe y se le ilumina el rostro de saber que llegué a casa y dormirme así.

Desde que empecé con Dorta aumenté 8 kilos (estaba bastante flaquito antes), pero en el medio, dejé de fumar.
Y si bien estamos ya trabajando para bajar esta butifarra, hoy soy feliz de no necesitar estar flaco para "ganar", y estoy feliz de fumar un gracioso con Dorta, matarnos de risa de cualquier cosa y compartir un buen plato de ravioles mientras nos miramos y nos acusamos de estar cultivando buzardas.

Hay cosas que el dinero no puede comprar

18 Opinaciones:

Pufff dijo...

Me EN-CAN-TO!!!

Café (con tostadas) dijo...

debería putearte mucho mucho mucho! (caramba, che! no se le hace esto a la gente de a pie! (?))

pero no puedo! porque me dio ternura y risa y me puso contenta!

Está bien, sabés qué? te merecés a Dorta, para bien y para mal :P (pero por suerte es para bien)

Besos!

Soledad dijo...

A mí no me sale putearte... me sale encantarme.
Me encanta verte feliz... que seas consciente de que sos feliz, que valores esa felicidad y que la cuides.
En la vida no es malo cometer errores, lo malo es no aprender de ellos...

Eso que te está pasando se llama crecer...

Laperraseescapó dijo...

Bueh.... morí de felicidad!!
Que liiiiiindo post!!!!

Te merecés ese estado.... y la buzarda, obvio!! jajaja
Muchísimos besos, Opi.



pd: me llevo otra sonrisa y van....

*Ene Deláa* dijo...

Opi, me emocinó lo que escribiste. En las corridas diarias, las preocupaciones cotidianas, el desentendimiento constante, el encierro inminente, el miedo, la desilución y demás mierdas que vivimos constantemente, que no siempre son reales y muchas veces nos arrastran; es lindo encontrarse con alguien que para a ver las cosas de otra manera, a disfrutar de lo que tiene y a aaprender de lo vivido. Es esperanzador.
Disfrute de esta buena vida que se la ha ganado.
Besotes!

Minerva dijo...

que lindoooo

chin chin por ese AMOR

Opinadorto dijo...

Puff: Y yo me encanto a mi también!

Opinadorto dijo...

Cafecita: Cómo me va a putiar así como así?, ablande el corazón de esa medialuna.
Beoss

Opinadorto dijo...

Sole: Gracias. Es un placer, tanto que se encanten como que me puteen. Muy bueno el final... muy campaña psicoanalítica.

Opinadorto dijo...

Perrita: Gracias y llevate tranquila que no se gastan.
Besote

Opinadorto dijo...

Ene: Gracias, pero no creas que esas reflexiones responden a algo más que a un momento de inspiración en medio de un día de locos.
Besos

Opinadorto dijo...

Mine: Brindemos nomás

reja dijo...

Es maravilloso sentirse completo uno y después poder amar a otro ser completo.

Qué suerte tienes de tener a Dorta y ella a ti.

Opinadorto dijo...

Reja: La verdad que si.
Gracias

Lin dijo...

Que lindo! es lo más lindo y realista que leo en muchísimo tiempo.
Felicitaciones a ambos :)

Opinadorto dijo...

Gracias Lin!!!

La última de la fila dijo...

yo quiero ser tu amiga!

Opinadorto dijo...

Je t'adore ultiiiiiiiii!!! (y no me contestes en francés porque como no me pude ir, no practiqué un pomo)
Besote